martes, 3 de marzo de 2009

TODO SOBRE LA REGION DE LA ORINOQUIA

La Región Orinoquía de Colombia, también conocida como Llanos Orientales, comprende la parte norte de las llanuras orientales del país. Es una región de gran actividad ganadera. Culturalmente está dominada por el llanero, del cual se encuentra un paralelo en el hermano país.

ECONOMIA

La economía en Los Llanos se basa principalmente en la ganadería extensiva y en la extracción de petróleo. En los llanos de Arauca se encuentra Caño Limón, uno de los principales nacimientos petrolíferos de Colombia y en el pie del monte de Casanare se encuentran los campos de Cusiana y Cupiagua. Existen varios proyectos agrícolas, así como algunos proyectos energéticos basados en la energía eólica, pero la ganadería domina la mayor parte de la actividad llanera. También depende mucho de los sembrados y de los grandes pastizales que allí se encuentran.

Comida típica

Uno de los platos mas típicos de esta región es la ternera a la llanera o mamona, la cual se prepara asando unos cortes típicos de ternera en un horno de barro a 250 C durante todo un día (de 8 a 14 horas). Otros platos especiales son la hallaca, exquisito tamal relleno con carne de tortuga y verduras; el palo a pique, una preparación de frijol veguero con carne; el arroz llanero, que contiene rabo de res y verduras; el conejo en vino, deliciosa preparación llanera del conejo; el pabellón criollo, plato que contiene carne de res, caraotas (frijoles negros), arroz blanco, huevo y tajadas de plátanos. Una clase típica de arepa es la cachapa (arepa dulce de choclo o jojote con queso). También sopas como el hervido de guamarra (gallina taparuca, variedad llanera de la gallina) y el picadillo con carne de res cecina (salada y seca al sol). Hay bebidas típicas como la chicha de arroz y el Guarroz. Un pez típico es el Coporo, delicioso preparado con manteca de cerdo. El casabe es otra comida muy acostumbrada, preparada a partir de la yuca prensada (típicamente usando un sebucán) y asada en un tiesto o budare.

Ferias y fiestas

  • El Festival Nacional de la Canción y Torneo Internacional del Joropo:

Torneo Internacional del Joropo tiene su primera versión en el año de 1960 año en el cual el Meta fue erigido departamento. En el marco del Torneo se realizan actividades tales como: competencias de toros coleados, trabajo del Llano, Festival Gastronómico, muestras artesanales, exposición de arte público (fotografías) en el Fotomuseo del Meta, exposición de pintura y escultura en la Sala Floramarillo y Galería La Vorágine. Cada año se dan cita en Villavicencio los más destacados intérpretes de la música llanera de Colombia y Venezuela en calidad de artistas invitados o como participantes a los concursos convocados en la modalidad de intérpretes, compositores y bailadores de la música tradicional llanera.

  • Fiestas Patronales de Arauca:

Las Fiestas Patronales de Santa Bárbara de Arauca, participan las expresiones autóctonas de la región colombo−venezolana bajo una mirada fraternal que no conoce fronteras. El festival hace parte del patrimonio musical de los llaneros de Colombia y Venezuela y exalta los valores culturales compartidos como expresión de identidad, territorialidad e idiosincrasia de los pueblos fronterizos presentando como eje fundamental del festejo al joropo, el canto recio, el pasaje, la copla, el baile y el corrío. Desde hace más de treinta y nueve años se realiza en Arauca el Torneo Internacional del Joropo y el Contrapunteo, donde se reciben intérpretes de joropo de los estados venezolanos de Apure, Barinas, Portuguesa, Guárico y Cojedes y de los departamentos colombianos de Casanare, Arauca, Meta y Vichada, entre otros.

  • El Festival de la Negrera:

Las festividades de los pueblos llaneros han girado en torno a un patrono de origen divino: Santa Bárbara, en Arauca; la Virgen de la Asunción, en Tame, la Virgen de la Candelaria, en Orocué. La programación contempla actos religiosos que dan paso al jolgorio de alborada, riñas de gallos, carreras de caballos, coleo y parrandos.

El calendario recoge las fiestas de Arauca en la primera semana de diciembre; en Tame, el 15 de agosto; en Maní, Casanare, el 6 de enero; en San Martín, Meta, el 11 de noviembre; en Puerto López, Meta, el 28 de diciembre.

En la actualidad las procesiones han sido remplazadas en su mayoría por el desfile de carrozas de “reinas” y las fiestas se denominan reinados.



Parques naturales de Orinoquía y Amazonía colombianas

Selva de la Amazonía

Selva de la Amazonía

La Orinoquía es una vasta zona que llega hasta el río Orinoco en límites con Venezuela. Es una llanura que extiende hacia el oriente sus sabanas salpicadas de matas de monte y bosques. Surcada por numerosos caños y ríos caudalosos, la Orinoquia abarca más de 230 mil kilómetros cuadrados, es decir el 20% del territorio nacional.

Inmensidad que contagia el alma de los viajeros.

La Amazonía es una interminable llanura de más de 6.8 millones de kilómetros cuadrados, de los cuales cuatrocientos mil le corresponden a Colombia. Esta extensa selva, considerada el pulmón del planeta y uno de los mayores bancos genéticos de especies vegetales y animales, está habitada por numerosas comunidades indígenas que aún conservan sus formas de vida ancestrales.




Parque Natural Amacayacu: el río de las hamacas

Amacayacu

Amacayacu

Penetrar en la ilimitada maraña verde que cubre Amacayacu constituye una aventura de exploración difícil de describir. El Parque Nacional Natural Amacayacu ocupa gran parte del trapecio amazónico, en el extremo sur del departamento de Amazonas.

Es el hábitat del tití leoncito, el primate más pequeño del planeta, y el hogar de la tortuga de agua dulce y el cocodrilo más grande del mundo. Amacayacu no sólo posee una fauna y flora exuberantes: además, su territorio está habitado por comunidades indígenas que conservan sus costumbres ancestrales.

En Amacayacu, el viajero podrá encontrar desde la Victoria regia, el mayor loto del mundo, hasta huellas de animales silvestres como el jaguar, la danta y el venado. Así mismo, tendrá la oportunidad de conocer lugares inolvidables de gran belleza paisajística y cultural, la selva húmeda tropical y varios asentamientos de la cultura Tikuna, cuyas artesanías podrá adquirir en la Ecotienda.

Donde hombre y naturaleza se funden en un abrazo verde.

Algunos de los ambientes naturales que se pueden conocer en Amacayacu son la selva inundable, pantanos, ciénagas y sistemas fluviales característicos de la Amazonía, así como bosques de tierra firme. La selva inundable, los pantanos y ciénagas se pueden recorrer en bote de motor o de remo, teniendo en cuenta el estado físico del visitante.

En cuanto a los bosques de tierra firme, existen diversos senderos de interpretación donde es posible adentrarse en compañía de guías locales, con la ayuda de las “Cartas del Camino de la Selva”, ingeniosa herramienta inspirada en las creencias espirituales de la cultura Tikuna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada